Trabajas en un mundillo que está obsesionado la delgadez. ¿No es raro?

Sí. Cuando tuve a Luca fui a la peluquería a peinarme y aún no había salido de casa desde hacía unos 15 días. Aún estaba aprendiendo cómo ser madre y necesitaba ir a la peluquería. Entonces salió “Hilary muestra su cuerpo tras el embarazo” y yo pensando que no estaba mostrando nada en ese momento, solo estaba haciendo un recado rápido. Hay demasiada presión en las mujeres hoy en día. Me costó 10 meses crear un bebé.
Te llevó un tiempo perder el peso del embarazo.
Dios mío, todo el mundo estaba encima de mi porque me costó un año y medio recuperar mi silueta. Cuando tenía 17 años, pesaba unos 44 kg. Estaba totalmente obsesionada con todo lo que me llevaba a la boca. Estaba demasiado delgada. No era bonito. Y mi cuerpo no era del todo saludable – me daban calambres en las manos porque no recibía la nutrición que necesitaba. Me arrepiento de toda esa presión de querer algo diferente de lo que quería. Creo que he pasado demasiado tiempo pensando sobre eso. Este es el cuerpo que tengo. Tengo un cuerpo muy atlético y estoy muy orgullosa de lo que ha hecho por mí. He tenido el mejor y más saludable y fuerte embarazo y me siento bien conmigo misma. Aunque siento que siempre estoy en esa batalla contra esos 2 kg extras, porque al medir 1,57 m, todo se ve.

Pareces muy en forma. ¿Cómo has conseguido un cuerpo tan increíble?
Perdí el peso del embarazo haciendo boxeo y tengo un entrenador persona increíble, Gabe. Ya me estaba quedando bien pero perdí como 4 kg más en dos o tres semanas entrenando dos veces al día con sesiones de una hora cada vez. Vivo en una calle sin salida pero tengo una gran colina, así que después de correr, hacía boxeo en mi calle. Mis vecinos se asomaban, era gracioso porque el sonido del boxeo (pam pam) parecían disparos.
Digamos que quieres meterte algo de tu armario. ¿Incrementas el entrenamiento?
2 semanas antes de empezar a rodar la serie, dejaré de lado la sal y la bebida y correré 2 o 3 km todos los días. Después 3 veces por semana entreno. Tengo un gimnasio genial en el que entreno que solo tiene dos máquinas: una cinta y un VersaClimber: es una máquina con cuerdas, grandes pesos y mazos en la que trepamos a lo Spiderman. Ahora entreno 3 veces a la semana durante una hora, hago una ruta corriendo o subo escaleras. Y estoy todo el tiempo bailando. Se me olvida lo que me gusta bailar.

Tienes un gran estilo. ¿Qué prendas te hacen sentir más tú?
Me gusta mucho Raquel Allegra para todos los días. Hace jerseys de cachemir que tienen trocitos rasgados. Soy un poco desmelenada en todas las áreas de mi vida. Me encantan las cosas usadas. Pero si voy a algún evento, seguramente no quiero tener ninguna mancha de bebé en mi ropa (ríe). Normalmente, con dos manchas voy bien, con tres ya me cambio la camisa.

¿De qué dirías que estás más agradecida en este momento?

Siempre, Luca sería el primer elemento de la lista. Estoy muy agradecida por su salud y tiene una gran personalidad. Podría ponerme a llorar ahora mismo. (Le salen lágrimas por los ojos). Veo mucho de mí en él y mucho de Mike también. Es un pequeño combo. Y también estoy agradecida por el camino que llevo. No todo el mundo sabe lo difícil que es hacer despegar todo esto. Es mucho trabajo. Y mucho tiempo que me pierdo de pasar tiempo de calidad con mi chiquitín. A lo mejor porque me entrenó el ratón.
¿Qué ratón?
¡El ratón de Disney! Es que tengo una gran ética del trabajo. Trabajo hasta la saciedad. No es que tenga que trabajar, es que quiero trabajar. Me siento completa. Y tengo buenas respuestas, así que me dejo llevar, me empujar a seguir hacia adelante. Realmente estoy intentando disfrutar todo el tiempo que paso con Luca porque sé lo ocupada que estoy a punto de estar. Lo quiero tanto. Siempre estaré muy agradecida por él. Número uno en mi lista. Todos los días.