03
Ene
2016

Tu personaje en Younger  es una chica despreocupada y soltera. Ya has hecho muchas cosas en tu vida, ¿te identificas más con el personaje de Sutton Foster, una madre soltera de 40 años que tiene que volver al mundo laboral?

En realidad sí, de un modo extraño. Cuando tenía casi 22 años decidí que necesitaba un parón. Había llevado un gran negocio. Me había ido de gira durante cuatro años y tenía un gran grupo de gente viajando alrededor del mundo conmigo. Era un no parar, nunca tenía un segundo para respirar. Estaba como “necesitas parar”. Daba miedo, pero necesitaba crecer como ser humano y aprender como tomar mis propias decisiones. Entonces me casé, tuve un hijo y acabé tomándome un descanso demasiado largo, ahora estoy reconstruyéndolo. He vuelto poco a poco al trabajo otra vez y ha sido más desafiante de lo que pensaba.

¿Y eso?

¿Cómo explicarlo?  Siento que la manera en la que las mujeres estamos programadas es tan…somos unas fieras, ¿sabes? Podemos soportar lo que sea, mucho más que los hombres por supuesto. Tener un hijo me ha enseñado que tienes que tomar decisiones y es duro decir que no puedes tenerlo todo. Creo que puedes hacerlo hasta cierto nivel, pero tenerlo todo y a toda máquina es difícil. Siempre estás abandonando algo, sea tu carrera o sea tu familia. Cuando estoy muy ocupada con el trabajo mes siento extremadamente culpable. ¿Tú también te sientes culpable?

Totalmente. Sé que no debería sentirme así pero aún así, así me siento.

Porque somos mujeres y así es como estamos programadas. ¿Por qué hacemos esto? Somos crueles con nosotras mismas.

Es verdad. ¿Cómo lidias tú con eso?

Simplemente pienso que lo estoy haciendo por mi hijo. No creo que ahora lo entienda, pero cuando sea un poco más mayor verá que tengo una fuerte ética de trabajo y  que con un poco de suerte algún día él también la tendrá. Además trabajar me hace feliz. Definitivamente necesito ser una persona equilibrada y madre.

¿Cómo es Luca?

Hará 4 años en marzo. Nunca se sienta. Estoy aterrorizada porque le encantan los coches, los coches de carreras. No le gusta ni el desayuno, ni la comida, ni la cena, pero sí que le gustan los snacks. Por eso no podemos decir “lunch” (comida), si decimos “lunch” se pone “no me gusta la comida, no me gusta la comida”, así que lo llamamos “L-snacks”. Es muy dramático, creo que esto lo ha sacado de mí. Pero odia las cámaras y no le gusta que le saquen fotos.

¿Es por culpa de los paparazzi?

Odia a los paparazzi. Siempre esconde su cara o cuando los ve dice “Me están sacando una foto, un hombre malo me está sacando una foto”. Pero una vez que no había ningún paparazzi me preguntó “¿Dónde están los hombres de la cámara?” y yo estaba como “Oh, no!”.

¿Tendrías dudas sobre dejarlo entrar al mundo del entretenimiento?

Me preguntan eso muchísimo. Su cara es muy expresiva y bonita. Siempre estoy filmando lo que hace, puede que por eso odie las cámaras. No le dejaría hacerlo a una edad tan temprana como yo lo hice. Si fuera super-ambicioso y quisiera realmente trabajar duro por ello, le apoyaría, pero haría que la escuela fuera una prioridad más de lo que fue para mí. Creo que la industria ha cambiado mucho, y no le dejaría ser yo…supongo.

Porque trabajaste mucho durante tu adolescencia, ¿te sientes más mayor de lo que eres?¿O sientes que te has perdido algo? Sólo tenías veinte pocos cuando tuviste a Luca.

Tenía 24. Mira, tenía un trabajo de adulto desde los 13 años. Trabajé las mismas horas que los adultos y me pagaron igual que a un adulto. Así que estaba lista para algo más. Nunca iba a tener la libertad de una chica de veinte tantos, yendo y haciendo lo que quiere. Esa nunca fue mi vida. Estaba lista para tener un hijo, un poco asustada quizás, porque no conocía a nadie más que hubiera tenido hijos, pero siempre supe que iba a ser madre de joven.

e6dc3b8ba603f408c1d248c6f328b9bf

Eso tiene sentido. Hablando de paparazzis, la prensa estuvo hablando de tu peso después del embarazo. ¿Cómo fue eso, experimentar esa crueldad después de una experiencia tan maravillosa?

Después de tener a Luca no salí de casa en 11 días. No por ninguna razón en especial, sólo para recuperarme y para aprender como amamantar. Después de tener a Luca, fui a comprar un extractor de leche, aún estaba enorme, y llevaba un outfit muy cómodo. Al día siguiente en la prensa todo era “Hilary Duff debuta su cuerpo post-parto!” y yo estaba como “Eso no es un debut! Eso es un encargo!“. Pero era un momento tan feliz en mi vida que no me importó, no fue hasta más tarde que me di cuenta de lo cruel e invasivo que en realidad fue. Odié cualquier cosa sobre cuerpos durante esos días. Es genial ser una persona saludable y querer estar en forma, cuidarse a uno mismo, pero nuestra obsesión con cada parte de nuestro cuerpo y con cada cosa que nos llevamos a la boca es horripilante. Estoy muy contenta de no tener una hija. Estoy segura de que con un niño voy a tener otros problemas y que en algún momento voy a querer otro hijo, pero de momento agradezco a Dios tener un niño.

Así que te ves teniendo otro niño ¿Te casarías de nuevo?

No quiero decir que no voy a volver a casarme, pero ya no es importante para mí. Estaba muy emocionada cuando Mike y yo nos prometimos. Siempre pensé que me casaría y que tendría un hijo, pero ahora no creo que necesite casarme para tener otro hijo. Si realmente deseo casarme o la otra persona lo desea de verdad puede que diga que sí, pero no es imprescindible.

1539340_orig

Tú y Mike os separasteis dos años atrás. El divorcio es muy desequilibrante, no puedo imaginar cómo fue pasar por ello públicamente.

Fue desafiante. Cada relación tiene problemas y tienes que solucionarlos en privado. Pero teníamos que revivirlos por la prensa. Es como un doble golpe. Siempre piensas en si era lo correcto. Pero lo haces lo mejor que puedes, y realmente nos dimos una oportunidad. Estamos genial ahora mismo. Pensamos que si teníamos que hacer esto mejor era hacerlo como amigos. De verdad que nos queremos el uno al otro. Hablamos cada día. Hablamos por FaceTime si estoy lejos o si Luca está con Mike en Los Angeles. Hemos encontrado una manera de hacer que nuestra familia funcione. Creo que el parón en mi carrera me ayudó al intentar no ser perfecta, nunca pensé que fuera perfecta, pero tenía una buena imagen, porque fui una buena chica y tenía un papel de buena persona en la televisión. La presión de nunca meter la pata es demasiado. Después de ese descanso me lo tomo todo más como “Bueno, son cosas que pasan. Somos humanos, somos normales.”

¿En qué se diferencia ser madre soltera?

Soy afortunada de tener mucho apoyo. Mike y yo vivimos a 15 minutos el uno del otro, mi madre también vive a 15 minutos y mi hermana sólo 5 minutos. Mi madre me ayuda muchísimo lo que es genial. Hay pequeñas cosas que pasan al día a día que desearías no tener que pasarlo sola y es desafiante.  A veces dos personas enseñando una lección o luchando en una misma batalla es mejor que una sola. También pequeñas cosas que pasarán y serán maravillosas y estaré sola en casa con Luca. A veces es un poco deprimente. Pero tengo una vida plena y si Luca me pregunta dónde está su padre sólo tengo que llamarlo para que venga a cenar. Intentamos ser muy naturales con todo esto, lo máximo que podemos.

¿Tienes citas?

He tenido alguna cita. Es genial sentirme libre, sentirme como una adulta con opciones. Durante un tiempo, después de mi separación y de mi divorcio, me sentí atrapada en el pensamiento de “no puedes hacer esto”. Pero en realidad puedo vivir mi vida plenamente. Pero me costó un tiempo darme cuenta, aún me estoy dando cuenta.

tinder

Vi que estabas en Tinder. ¿Estás mucho en las redes sociales?

Fue un experimento muy divertido. Siempre voy un poco desfasada a lo que redes sociales se refiere, pero es importante hoy en día, lo cual es una locura. Si no te actualizas te quedas muy atrasado.  Intento encontrar un equilibrio saludable entre mantenerlo al día y mantenerlo cerrado. Puedo estar seis días sin mirarlo, no es algo que me controle.

En resumen, has tenido un descanso y ahora te estás embarcando en una nueva carrera. ¿Qué hay de diferente ahora?

No tengo mucha cosa entre la que elegir. Es más sobre saber que quiero, leer algo, sentir esa chispa e ir a por ello. Y definitivamente no tener toda mi vida planeada.  Ahora soy madre y pienso en como compagina eso con mi vida ahora y como me puede inspirar. Aún tengo metas pero ya no me presiono tanto. Tengo que hacer cosas que me hagan feliz y me hagan sentir orgullosa de mi misma.  Eso es algo que he aprendido en el camino.


Add a Comment