12
Ene
2016

Hoy se cumplen quince años del estreno del primer capítulo de la mítica serie de Disney Channel, Lizzie McGuire. La mayoría de los fans de Hilary Duff la conocemos por su papel principal en dicha serie. Hilary, como todos recordaréis, interpretaba a una adolescente con dos buenos amigos que sufría los problemas típicos de la adolescencia (“UN SUJETADOR MAMÁ, UN SUJETADOR!”). A Lizzie siempre la acompañaba la entrañable y divertida mini Lizzie, un dibujo que a parte de diferenciar a la serie, le dio un toque único e irrepetible. La serie se ha convertido en todo un icono y es que fue una serie que trató a los adolescentes de una manera muy natural, trató problemas sociales graves con seriedad a la vez que retrataba el día a día de un adolescente con levedad y frescura, pero nunca con ridiculizando.

Con razón del aniversario Entertaiment Weekly ha querido hablar con Hilary Duff de su personaje, de la serie y de todo lo que aprendió en ella. Aquí tenéis el resultado:

“Lizzie McGuire fue muy divertido de grabar, todo el mundo me cuidaba. Trabaja en esa serie como un adulto. Hacía mucha comedia física, siempre me chocaba con las taquillas o me tiraban comida. Una vez me convirtieron en una mujer mayor, me pusieron pegamento de pestañas por toda mi cara y esta se arrugó. Aprendí mucho sobre comedia y sobre sincronización haciendo esa serie”.

“Recuerdo que cuando acabó la serie pensé: no quiero volver a escuchar las palabras Lizzie McGuire otra vez. Ahora estoy obviamente muy orgullosa de haber trabajado en la serie y me doy cuenta del impacto que tuvo en la gente. En realidad nunca he visto Lizzie McGuire, debería volver atrás y verla entera. No sobre-actuaba, era la chica rara, amiga de todos, quería ser guay.”


Add a Comment